Seleccionar idioma

ENTIENDE LA VIBRACIÓN DE FRENOS

CAUSA A   -   CAUSA B   -   CAUSA C

Las vibraciones de los frenos son aquellas vibraciones que se sienten a través del volante y de la suspensión cuando se frena a determinadas velocidades y presiones. Pueden variar desde una vibración apenas perceptible a una vibración violenta que se siente o bien a través del pedal de freno, o bien, a través del volante. 

                            

Causas y soluciones de la vibración de los frenos

Causa A: Descentramiento del buje y/o el disco

 
 

La vibración puede ser causada por un disco instalado incorrectamente que se salga de alineamiento con el buje o la pinza. Esta es la forma de comprobar si este error de descentramiento es efectivamente el caso:


 

  • Comprueba si hay óxido o suciedad en la superficie del buje de la rueda, ya que podrían ser causa de un incorrecto asentamiento  y producir la vibración.
    SOLUCIÓN: desmonta el disco y limpia las dos superficies para quitar el óxido y otros contaminantes.
  • Comprueba si la superficie de contacto del buje se ha deformado por un par de apriete excesivo. Aplicar un par de apriete demasiado fuerte en el tornillo de posicionamiento produce vibraciones en toda la aplicación del freno.
    SOLUCIÓN: cambia los discos, evitando un par de apriete excesivo.
  • Comprueba si el buje está deformado. Aunque no es frecuente, es posible que los bujes se deformen. Si se atornilla un disco a un buje deformado siempre dará lugar a la vibración de los frenos. 
    SOLUCIÓN: después de montar los discos, comprueba si el disco está descentrado usando un reloj comparador. Si el descentramiento está fuera de tolerancias, vuelve a colocar el disco en una posición alternativa hasta que el descentramiento esté dentro de los márgenes de tolerancia. Si el descentramiento sigue estando fuera de las tolerancias, es necesario realizar el mantenimiento del buje.   
  • Comprueba si las llantas de aleación se han montado correctamente. Una causa común del descentramiento del disco en los últimos años es el montaje incorrecto de las llantas de aleación de ‘talla única’. Debido a que la misma rueda se utiliza para varios tipos y tamaños de buje, los instaladores utilizan los separadores de ubicación en las pestañas de las ruedas. Si el separador se pierde o se daña, la rueda no se puede centrar correctamente. 
  • SOLUCIÓN: Coloca el comparador de descentramiento en la parte posterior del disco mientras se ajusta la rueda y calcula el descentramiento. El comparador solo mostrará el descentramiento cuando la rueda esté montada y apretada, y puede ser necesario cambiar la rueda.

Causa B: Sobrecalentamiento y deformación grave del disco

Cualquier aumento fuerte de la temperatura puede provocar que el metal del disco se deforme en diferentes áreas. Estos ‘puntos calientes’ causan un contacto intermitente entre la pastilla y el disco, que tiene como resultado una vibración de los frenos. Esta es la forma de comprobar si este es efectivamente el caso:

  • Comprueba si hay signos de abuso de los frenos. Este abuso es una de las causas más frecuentes del sobrecalentamiento. Los discos están diseñados para enfriarse rápidamente cada vez que se utiliza el freno. Pero cuando se usan intensamente en rápida sucesión ( por ejemplo durante la conducción en montaña )no tienen tiempo suficiente para disipar el calor. En este caso debes buscar puntos azules en la superficie del disco, ya que son un buen indicador de sobrecalentamiento.
    SOLUCIÓN: Los discos con puntos azules o de un color más oscuro en algunas zonas, no se pueden recuperar y SIEMPRE se deben cambiar junto con las pastillas de freno. 
  • Comprueba la calidad de las pastillas de freno. Unas pastillas de baja calidad pueden sobrecalentarse muy fácilmente, sobre todo en las frenadas de cierta intensidad. El calor excesivo de las pastillas puede causar que los discos se sobrecalienten y se deformen.
    SOLUCIÓN: Una vez más, busca los puntos azules en la superficie del disco.Indica al conductor los riesgos de utilizar unas pastillas de baja calidad. SIEMPRE que se vean puntos azules en el disco, cambia las pastillas y los discos.

Causa C: Variación en el espesor del disco (DTV)

El grosor desigual  entre las dos caras y la deformación del disco de freno se conocen como ‘DTV’. Para un frenado eficaz, el disco de freno necesita tener un espesor uniforme en toda su extensión. Si hay una superficie de fricción desigual, la pastilla de freno perderá y recuperará contacto con el disco o discos a medida que gire. Eso es lo que provoca la vibración. Esta es la forma de comprobar si este es efectivamente el caso:

  • Pregunta al conductor si los frenos se han sometido a un rodaje adecuado. Siguiendo el procedimiento de rodaje adecuado y aplicando únicamente una presión moderada durante las primeras aplicaciones, una capa homogénea de material de fricción se transfiere de las pastillas al disco. ‘Emparejar’ las superficies de esta forma aumenta la seguridad y ayuda a evitar la vibración de los frenos.
    SOLUCIÓN: Más vale prevenir que curar. Cada vez que montes frenos nuevos, explícale al conducto que tiene que evitar dar frenazos bruscos en los primeros 200 km. Cuando un rodaje deficiente ha dado lugar a una DTV ligera, puede ser suficiente volver a hacer el rodaje de los frenos una vez más. Si de esta forma no se alinean las superficies del disco, la única solución es cambiar tanto las pastillas como los discos.
  • Comprueba si la pinza está agarrotada. Si el pistón o el perno deslizante de la pinza están agarrotados, se aplican fuerzas desiguales a cada lado del disco de freno, lo que crea un desgaste desigual, o una DTV.
    SOLUCIÓN: Este problema suele estar causado por la corrosión o la suciedad. Por tanto, realiza el mantenimiento adecuado de la pinza agarrotada para evitar que el problema se vuelva a producir, y cambia tanto las pastillas como los discos.
  • Comprueba si hay suciedad o corrosión en la superficie del disco.  Con pastillas de una calidad inferior, los depósitos del material de fricción pueden adherirse al disco de forma despareja, lo que cambiaría el espesor y el paralelismo del disco.
    SOLUCIÓN: Puede ser suficiente con eliminar las deposiciones con un cepillo o papel de lija para solucionar la vibración de los frenos. A continuación, prueba los frenos en carretera y, si las superficies no se han realineado, la única solución es cambiar las pastillas y los discos.
  • Busca marcas de la pastilla en los discos, que podrían haber sido causadas por haber oprimido el pedal de freno cuando las pastillas estaban calientes. Esto a menudo será visible, ya que el contorno de la pastilla de freno se verá sobre la superficie del disco, donde el material se haya fundido.
    SOLUCIÓN: Normalmente es suficiente con eliminar las marcas de la pastilla con un cepillo o papel de lija.

 

El contenido que aparece en este artículo tiene fines únicamente de entretenimiento e información y no deberá usarse en sustitución del consejo profesional de un técnico o mecánico acreditado. Te alentamos a consultar a un mecánico o técnico acreditado si tienes preguntas o dudas relacionadas con algunos de los temas que aquí se tratan. Bajo ninguna circunstancia nos hacemos responsables de cualquier pérdida o daño causados por nuestros contenido. 

Compartir

Problemas de ruido de los frenos

Mira nuestros consejos

Problemas de eficiencia de los frenos

Mira nuestros consejos

Luces de freno

Mira nuestros consejos