Seleccionar idioma

Instalación y extracción de pastillas de freno

¿Has escuchado un chirrido, o tu coche bascula hacia un lado cuando aprietas el pedal de freno? ¿O tus frenos no están funcionando correctamente? Si es así, es muy posible que necesites cambiar tus pastillas de freno. (Echa un ojo a la Guía Champion de resolución de problemas un completo resumen de potenciales problemas con las pastillas de freno)

Tus frenos funcionan gracias a que las pastillas de freno presionen contra el disco de freno, causando fricción y ralentizando o deteniendo el coche. Con el tiempo, el material de fricción que recubre la pastilla de freno se desgasta hasta que solo permanece la placa posterior. Además del ruido chirriante, se reduce la potencia de frenado, poniendo potencialmente en peligro tu vida, la de los pasajeros y la de otros usuarios de la carretera.

Como regla general, las pastillas de freno duran entre 30.000 y 60.000 km, dependiendo de las condiciones de la carretera, la calidad de la pastilla y el disco de freno y tu estilo de conducción.

Guía de inicio

Antes de empezar, te sugerimos preparar las herramientas que necesitarás para este trabajo. Es probable que estas incluyan:

Herramientas:

  • Taladro inalámbrico
  • Conjunto de zócalo / trinquete
  • Destornillador 4-en-1
  • Abrazaderas en C
  • Conductos de vinilo
  • Sujetadores anti-traqueteo
  • Sellador de rosca azul y rojo
  • Jarra de vidrio
  • Alambre de mecánico
  • Níquel antiagarrotamiento
  • Almohadillas de pulido
  • Gatos elevadores y soportes estabilizadores
  • Herramienta para tuercas de neumático
  • Palanca

Suministros

  • Trapos
  • Cepillo de alambre
  • Limpiador de frenos en aerosol
  • Manual del usuario

Y, por supuesto, no olvides las pastillas de freno de repuesto. Hay una amplia gama de diferentes pastillas de freno disponibles en el mercado. En general, la calidad y la vida útil se reflejan en el precio de compra.

Sugerencias y consejos útiles

Haz tu trabajo un poco más fácil con estos útiles trucos y consejos:

  • Trabaja en un lado cada vez 
    Los frenos pueden ser complejos, con muelles y sujeciones que hay que volver a instalar exactamente en la misma posición. Si dejas un freno intacto mientras trabajas en su pareja, tendrás una referencia a mano en caso de que quieras comprobar algo.
  • Sustituya las pastillas de freno por parejas 
    Los expertos recomiendan cambiar las pastillas de freno por parejas; en otras palabras, las dos pastillas de freno delanteras o las dos pastillas de freno traseras. Esto asegurará un frenado uniforme en ambos lados del coche.
  • ¿Conectores hexagonales o con forma de estrella? 
    En algunos sistemas de frenado, los pernos de pinza tienen una cabeza hexagonal o con forma de estrella. Antes de empezar, gira las ruedas delanteras hacia un lado y usa una linterna para comprobar los pernos de la pinza. Podrás ver si necesitas comprar (o que te presten) conectores específicos para el trabajo.
  • Evita fugas del líquido de freno
    Si recargaste líquido de freno cuando las pastillas de freno estaban gastadas, es posible que en el sistema haya demasiado líquido para las nuevas y más gruesas pastillas de freno, lo que podría provocar pérdidas de líquido. Puedes drenar líquido de freno del depósito usando una bomba de vacío o una pera de succión. Alternativamente, coloca unos cuantos trapos debajo del cilindro principal para que absorban los derrames menores.

Desmonta el freno

  1. Extrae las ruedas 
    Sobre una superficie igualada, afloja las tuercas de los neumáticos, extráelas y levanta el coche con un gato elevador. Coloca los soportes estabilizadores debajo de una parte sólida del armazón del coche; comprueba el manual del usuario si tienes alguna duda sobre cuál es el mejor lugar para colocar los soportes estabilizadores. Cuando tu coche está descansando de forma segura sobre los soportes estabilizadores, termina de desatornillar las tuercas del neumático y extrae la rueda. 
    Por seguridad, coloca bloques de madera detrás de las ruedas traseras y pon las ruedas que hayas extraído detrás de los soportes estabilizadores.
  2. Desatornilla y extrae la pinza
    Afloja los pernos de pinza y el tornillo de purga de la pinza. Vuelve a asentar ligeramente el tornillo de purga de la pinza. Extrae los pernos de pinza y desliza la pinza hasta que salga del disco de freno, para dejarla sobre la abrazadera de la pinza. Ten cuidado de no someter a tensión el latiguillo del freno, ya que un latiguillo roto es más complicado de reemplazar.
  3. Extrae las pastillas de freno
    Ahora puedes ver las pastillas de freno viejas. Extrae cualquier sujeción, muelle antitraqueteo o cuña antichirridos, y extrae las pastillas de freno viejas con un suave golpe de martillo.
  4. Limpia tu sistema de frenos
    Evita la corrosión y potenciales problemas, incluyendo el ruido de frenado y el frenado brusco, limpiando tu sistema de frenos. Limpia el área deslizante de la pinza con un cepillo de alambre y limpiador de frenos en aerosol y cubre el área con una capa ligera de grasa para frenos; asegúrate de que la grasa no toque el disco de freno o las pastillas de freno nuevas, ya que esto reduciría su efectividad.
    Limpia los pernos de pinza con limpiador de frenos en aerosol y busca posibles signos de corrosión; de ser necesario, reemplaza los pernos. A continuación, limpia todo el óxido y residuos del cubo de la rueda con una almohadilla pulidora medianamente abrasiva. Por último, usa limpiador de frenos en aerosol sobre el disco de freno para eliminar cualquier rastro de óxido.

Sustitución de las pastillas de freno

  1. Retira los pistones
    Después de retirar las pastillas de freno, los pistones estarán visibles. Comprímelo hacia la pinza. Si tu freno tiene dos pistones, se tendrán que comprimir simultáneamente.
  2. Vigile posibles fugas de líquido de freno
    Retraer los pistones puede provocar que el líquido de freno vuelva al depósito del cilindro principal. Comprueba el depósito después de haber terminado con la primera rueda. Si crees que el depósito está demasiado lleno, extrae algo de líquido.
  3. Inserta las pastillas de freno nuevas
    Acopla las pastillas de freno nuevas exactamente como estaban las viejas. Esto significa hacer coincidir las muescas de las pastillas de freno, y usar los muelles y sujeciones necesarios. Si no estás seguro de qué necesitas, comprueba tu tabla de referencias.

 

Reinstalación del freno

  1. Sustituye el conjunto de la pinza de freno 
    Cuando las nuevas pastillas de freno estén en su posición, gira la pinza de nuevo hasta su posición. Puede que tengas que empujar un poco para hacer que la pinza encaje en las pastillas de freno nuevas y más gruesas. Una vez en su posición, vuelve a insertar los pernos y apriétalos. Si tienes un indicador de desgaste, reconéctalo ahora.
  2. Repite la operación en la otra rueda
    Después de terminar la primera rueda, tendrás que empezar en la rueda del otro lado. Esto se ha utilizado hasta ahora como referencia, de manera que primero comprueba que todo se ha hecho correctamente en la primera rueda antes de desmontar la segunda.
  3. Vuelve a instalar la rueda
    Vuelve a colocar la rueda y aprieta las tuercas a mano. A continuación, baja el vehículo hasta que la rueda toque el suelo. Usa una llave dinamométrica para apretar las tuercas de rueda en un patrón de estrella. Comprueba en el manual del usuario las especificaciones de par de apriete correctas para la marca y el modelo de tu coche.
  4. Prueba tus frenos
  5. Acciona el pedal de freno unas cuantas veces para regenerar la presión en los frenos. Cuando sientas presión, muévete lentamente hacia adelante y prueba los frenos con suavidad. Prueba tus frenos lentamente tanto hacia adelante como atrás, y después sal a conducir. Trata de evitar frenar bruscamente durante los primeros 20 o 30 km. Si escuchas algún ruido de chirrido o raspado, vuelve a echar un vistazo a los frenos para cerciorarte de que todo esté bien asegurado y en su sitio.

  6. Haz rodaje de tus frenos
  7. Recuerda que tus frenos necesitan un período de rodaje. Esto significa que no debes forzarlos durante los primeros 200 km aproximadamente.

¿Quieres ver cómo se instala una pastilla de freno? Mira este útil vídeo de Champion.

 

 

El contenido que aparece en este artículo tiene fines únicamente de entretenimiento e información y no deberá usarse en sustitución de consejos profesionales de un técnico o mecánico acreditado. Te invitamos a que consultes a un técnico o mecánico acreditado si tienes preguntas o dudas concretas relacionadas con alguno de los temas que aquí se tratan. Bajo ninguna circunstancia nos hacemos responsables de cualquier pérdida o daño causada por los contenidos relatados.

Compartir

Nuestro experto mecánico de Champion, John, te enseña cómo cambiar una pastilla de freno en un automóvil como un 1994 BMW 320 I (E36).


Artículos relacionados

Instalación y extracción de discos de freno

Lee más