Seleccionar idioma

Cómo alinear tus faros delanteros

Por tu seguridad y la de los demás conductores, es importante que las luces de tu automóvil funcionen bien. Esto incluye las luces laterales y traseras, los faros delanteros (principales y de cruce), los indicadores de dirección, las luces de freno, la luz de la matrícula trasera, luces de marcha atrás, focos antiniebla (delanteros y traseros), luces de conducción diurna (DRL), faros de larga distancia y luces de advertencia de peligro.

Pero, ¿cómo puedes saber si las luces de tu automóvil funcionan bien y tus faros delanteros están correctamente alineados?

Cómo comprobar si las lámparas del automóvil funcionan

Es posible saber que una está rota si la luz no se enciende al ponerla en marcha, o si ve una rotura visible en el filamento, a veces con cristal ennegrecido. Sea cual sea el caso, comprobar tus lámparas con un kit de prueba de lámparas es una buena idea.

Cómo comprobar si las lámparas de tu automóvil funcionan

La forma más sencilla de comprobar si las luces funcionan es encender el motor y dejar puesto el freno de mano. A continuación, enciende cada luz y camina en torno a tu automóvil para comprobarlas visualmente.

Cómo comprobar la alineación de los faros delanteros

Todos sabemos lo molesto – y potencialmente peligroso – que es ser deslumbrado por el brillo de los faros delanteros de un automóvil que se aproxima. Pero, ¿cómo puedes comprobar que no estás cegando a otros conductores con tus faros?

Comprobar la alineación de tus faros delanteros no es difícil, pero necesitas unas cuantas herramientas específicas: un destornillador de cabeza Philips, cinta adhesiva, un nivel, una cinta métrica, un terreno llano, una pared o una puerta de garaje y 7,6 metros de espacio.

align-headlights-diagram-es

1.  Prepara tu automóvil

En otras palabras, nivela el automóvil retirando cualquier exceso de peso del maletero y asegurándote de que la presión en todos los neumáticos es la presión PSI recomendada por el fabricante (comprueba para ello el manual del propietario). Si dispones de una rueda de ajuste de orientación de los faros, muévela hasta su posición cero. Y, si es posible, solicita a alguien que se siente en el asiento del conductor, limpia el parabrisas y asegúrate de que el depósito de combustible esté lleno hasta la mitad.

2.  Sitúa tu automóvil

Estaciona en un terreno llano entre 3 y 4,5 metros de distancia de una pared oscura o una puerta de garaje, con la parte delantera del automóvil orientada hacia la pared. Ajusta la suspensión haciendo botar el automóvil un par de veces en cada una de sus cuatro esquinas para asegurarte de que tus amortiguadores están nivelados. Por último, mide la distancia hasta el suelo de ambos faros delanteros para asegurarte de que la suspensión está nivelada.

3.  Enciende los faros delanteros

Enciende tus luces principales, pero no las luces largas o las antiniebla. Señala con una marca de cinta adhesiva las líneas centrales horizontales y verticales de los haces de luz de los faros para que hagan dos Ts en la pared o la puerta del garaje.

4.  Comprueba que las luces estén igualadas

¿Están las luces igualadas? Utiliza un nivel entre las dos líneas centrales para ver si están a 1 cm una de la otra. Si las dos líneas centrales no están igualadas, baja la marca superior de modo que esté a la misma altura que la inferior. No deberán estar a una distancia superior a 1 metro del suelo.

5.  Aléjate 7,5 m de la pared o la puerta del garaje

Utiliza una cinta métrica para asegurarte de que te encuentras a 7,5 metros de la pared o la puerta del garaje. Retira el anillo embellecedor que cubre los bordes del faro y localiza los tornillos de ajuste – consulta el manual del fabricante para saber su ubicación exacta. Algunos faros delanteros tienen una ampolla de burbuja, igual que un nivel, como parte del montaje de ajuste del faro, lo cual simplifica mucho la tarea de ajustar la orientación del faro, siempre y cuando se encuentre en un terreno completamente llano.

6.  Ajusta cada faro delantero por separado

Cubre un faro de manera que puedas trabajar en el otro sin preocuparte de que te deslumbre. El trabajo irá más rápido si cuentas con  un ayudante sentado en el asiento del conductor que se encargue de encender y apagar las luces mientras realizas los ajustes.

7.  Ajusta el campo vertical

Utiliza el tornillo o perno superior para ajustar el campo vertical. Normalmente, girar de izquierda a derecha levanta las luces, mientras que hacerlo de derecha a izquierda las baja. Tienes el ajuste vertical correcto cuando la parte más intensa del haz de luz esté a la altura o justo por debajo de la línea central de la cinta en la pared o la puerta del garaje.

8.  Ajusta el campo horizontal

Utiliza el tornillo o perno en el lateral del faro delantero para ajustar el campo horizontal. La mayoría de la parte intensa de la luz deberá estar a la derecha de la línea vertical de la cinta en la pared o la puerta del garaje, o a la izquierda si conduces por el lado izquierdo de la carretera.

9.  Comprueba tu alineación

Realiza un recorrido de prueba con el automóvil, preferiblemente por algunas carreteras oscuras, y comprueba si has ajustado correctamente los faros delanteros.

 

El contenido que aparece en este artículo tiene fines únicamente de entretenimiento e información y no deberá usarse en sustitución de consejos profesionales de un técnico o mecánico acreditado. Te invitamos a que consultes a un técnico o mecánico acreditado si tienes preguntas o inquietudes concretas relacionadas con alguno de los temas que aquí se muestran. Bajo ninguna circunstancia nos haremos responsables de cualquier pérdida o daño causada por los contenidos relatados.

Historias relacionadas
cargando...